• El Uniandino

No te vuelves madre, aprendes a serlo

En el momento en que un niño nace, la mujer que lo pare es su madre sanguínea. Pero ¿solo el hecho de parir te convierte en madre? Algunas definiciones de madre dicen que una madre es aquella mujer que pare y/o convive con sus hijos. Aunque, también hay definiciones que van más allá de los lazos sanguíneos los cuales definen como madre a aquella mujer que ejerce como madre. Pero entonces estas definiciones, sobre todo esta última, genera un énfasis en una pregunta: ¿acaso ser madre es un título o una acción?


Para esto le quiero comentar que hace un tiempo vi una clase en la universidad donde veíamos cine japonés, chino y coreano. En una clase se debía ver una película coreana llamada El rey y el payaso del año 2005 y al verla debo admitir que observé que los países asiáticos tienen una gran complejidad sobre la construcción de las interacciones sociales. En estos países hay palabras específicas para las relaciones que no son ni amistosas ni amorosas, estas relaciones donde ambos se preocupan por el otro y por lo que le sucede, pero de manera afectuosa y celosa. Estas relaciones en países americanos y europeos pueden llegar a señalarse de tóxicas u homosexuales si es entre personas del mismo sexo, como era el caso de la película. En la película esta relación “tóxica” entre amigos te hacía pensar sobre qué tan sesgada estarán nuestras relaciones sociales por la tradición; pero sobre todo si tu amigo podía hacer el papel de madre en tu vida.


Para poder responder enteramente a este dilema me centraré y le recomendaré una película francesa que de manera superficial trata sobre una stripper que tiene relaciones sexuales con la caja de cambios de un carro y queda embarazada. Esta película se llama Titane, está dirigida por Julia Ducournau y en el 2021 ganó uno de los premios más prestigiosos que una película puede ganar: la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Le comento los logros de esta para que al leer su sinopsis no crea que es una película que muestra situaciones crudas solo por mostrarlas. Esta película nos cuenta la historia de una niña llamada Alexia quien tiene un accidente automovilístico que causa que le implanten una prótesis de titanio en el cráneo, años después ya adulta es una stripper que hace shows para hombres sobre carros. Ahora, tenemos que aclarar que la infancia de Alexia no fue la mejor, su papá no demostraba ningún afecto hacia ella y la madre no era muy presente en su vida; esto genera una evidente carencia de amor y de simpatía lo que la lleva a hacer asesinatos explícitos y a ser perseguida por la policía. Por esta razón se hace pasar por el hijo perdido de un capitán de bomberos.


La relación que se desarrolla entre estos dos personajes es totalmente valiosa, dolorosa y vale mucho la pena ver. Se desarrolla de manera visual una relación tan compleja como las mencionadas anteriormente. Esta trata de la identidad de género, la idealización de una persona, la falsa feminidad y por supuesto, la maternidad. Una maternidad dispuesta como una acción o una actitud la cual se aprende. Alexia y el bombero observan en el otro a una persona destruida y empiezan a crear una relación basada en el dolor mutuo y en la mentira, pero que les otorga paz, tranquilidad y amor. En términos simplistas se podría decir que Alexia encuentra a sus padres en el bombero y este encuentra a su hijo en Alexia.


Julia Ducournau con estas secuencias pretende mostrar que las cualidades que caracterizan a una madre deben ser desligadas de la mujer tales como el cuidado o la preocupación y amor por el otro. Muestra que estas cualidades deben de sentirse y pueden salir de cualquier persona u objeto. Digo objeto porque la directora plantea una historia donde la protagonista visualiza e idealiza en los carros a sus padres de la infancia y también a su más grande placer.


Para finalizar, solo quiero invitarlo a dos cosas. La primera es que reflexione si usted tiene o tuvo una relación materna parecida a la de la película o a la mencionada al principio del texto, y vaya interiorizando que las relaciones sociales están ligadas al lenguaje que usamos. Lo segundo es que vea esta película que la puede encontrar en la plataforma de streaming MUBI y que plantee una posición sobre el filme o sobre lo que le mencioné. Si la ve no más para entretenerse le aseguro que también le va a gustar. Solamente he de advertirle que es una película fuerte de ver, tiene imágenes muy características del “body horror” que en palabras coloquiales es un género fílmico donde el horror se plantea alrededor del cuerpo, sobre todo en alteraciones corporales hechas intencionalmente.



 

Por: Juan Camilo León