• El Uniandino

Guía rápida sobre la Cápsula de lengua y cultura Wayúu: razones para inscribir este curso



Un nuevo semestre se aproxima y, junto con él, una de las tareas más importantes: inscribir y organizar nuestro horario. Si bien esta es una ocasión para seguir avanzando en el currículo de nuestras respectivas carreras, sin duda alguna también es una oportunidad para ampliar nuestros conocimientos y nuestros horizontes. Es por ello que, el día de hoy, venimos a recomendarles La Cápsula de lengua y cultura Wayúu, un curso que será dictado por el profesor Alexander Gámez Aguilar, hablante nativo de wayuunaiki, gracias a la iniciativa estudiantil de La Cápsula, liderada por Catalina Santamaría-Soto. Este tendrá como propósito acercar a los estudiantes al aprendizaje de aquel idioma desde la exposición a prácticas culturales propias del grupo Wayúu. Valga aclarar que la clase será los martes y los jueves de 12:30 a 13:45 COT durante las primeras ocho semanas del semestre (puede ver el programa aquí) y se necesitan, como mínimo, 15 estudiantes inscritos para poder impartirla.


Sin embargo, más allá de que nos cuadre en el horario, ¿por qué inscribir este curso? En primera instancia, porque el wayuunaiki no es una lengua difícil de aprender, así que es una excelente oportunidad para cualquier persona de la comunidad que quiera estudiar un nuevo idioma. De hecho, como nos manifestó el profesor Gámez, «el wayuunaiki ha sido un idioma netamente oral. Por tanto, aprenderlo a través de las actividades contextualizadas les facilitará a los estudiantes aprender su pronunciación y algunas reglas básicas de su escritura».


En segundo lugar, además del componente de aprendizaje de la lengua, el curso también se enfocará en enseñar cómo es la cultura Wayúu. Según lo que nos explicó Santamaría-Soto, la metodología del curso «se fundamentará en dividir las reuniones en tres partes: una parte de lengua, otra de cultura y otra práctica. Esto quiere decir que se proyecta ver en cada sesión un tema de lengua wayuunaiki relacionado con una característica sociocultural de los Wayúu, de modo tal que, al finalizar, los asistentes puedan realizar alguna actividad práctica, escrita u oral, que les permita usar lo aprendido».


Por otro lado, este curso también representa una posibilidad de encuentro entre diversos contextos y nos invita a salir de nuestra burbuja, como manifiestan Gámez, Santamaría-Soto y Simón González Ticora, estudiante de la universidad que hace parte del Semillero Ecología del Lenguaje y actual consejero representante de Lenguas y Cultura. Aprender wayuunaiki no implica, únicamente, establecer una amistad intercultural que aporte al sueño de la Universidad de los Andes de cooperación con actores fuera de la academia, sino que le permite a los que no son Wayúu –o alijuna usando el término en wayuunaiki–, comprender las conductas y acciones del pueblo Wayúu, en donde prevalece el respeto por la identidad cultural. Además, esto nos abre las puertas a trabajar en nuestra empatía y tolerancia, puesto que se pueden conocer las realidades de muchas personas que viven y experimentan el país que compartimos de forma diferente.



En cuanto a este proyecto, como iniciativa estudiantil, es pertinente resaltar que La Cápsula es un espacio de aprendizaje de lenguas indígenas guiado por hablantes nativas y nativos, y apoyado por estudiantes del semillero de Ecología del Lenguaje. En él se incluyen conocimientos lingüísticos, culturales y ancestrales, de modo tal que «las clases trascienden las dinámicas de los cursos de lengua tradicionales, permitiendo conocer y descubrir diversas formas de ver el mundo y de vivir en él», como explica Catalina Santamaría-Soto. La Cápsula surgió a raíz del contacto que tuvo ella con el contexto Wayúu en una salida de campo, pues se dispuso a aprender la lengua luego de observar que para la comunidad era importante que sus visitantes conocieran su lengua. Luego de discutirlo con otras personas se percató del interés que existía por aprender aquel idioma, comenzando así la gesta de La Cápsula. Los principales objetivos de este proyecto son acercar a las personas a la situación de los grupos indígenas en Colombia y a la inminente pérdida de sus lenguas y tradiciones. En esta misma línea, es importante para La Cápsula ser pionera en la inclusión y reconocimiento de los saberes indígenas como válidos en contextos académicos y, de igual forma, fomentar el intercambio de conocimientos que enriquezcan a estudiantes y a comunidades indígenas.


Es importante resaltar que La Cápsula le apuesta a una metodología de enseñanza diferente y de línea decolonial. Esto quiere decir que quienes se encuentren vinculados en un entorno de aprendizaje desarrollado por este proyecto estudiantil podrán cuestionar las relaciones de poder de conocimientos dentro de la academia y las que se dan dentro de las clases, con el objetivo de hacer más horizontales el aprendizaje y el acercamiento cultural. A propósito de esto, González Ticora recalca que La Cápsula es una apuesta única hacia el sueño de una sociedad libremente diversa.


Por último, pero no menos importante, Colombia es un país en el que habitan diversas comunidades que tienen relaciones distintas con sus lenguas, territorios y cuerpos; quienes, históricamente, han experimentado diversas formas de violencia estatal y social. Con este contexto en mente, en nuestro país siempre será imperante trabajar con grupos culturales minoritarios y, desde nuestros puntos de enunciación, buscar mecanismos de apoyo en sus necesidades y procesos de reivindicación cultural y lingüística. Por tal motivo, cursos e iniciativas de esta índole son cada vez más necesarios en nuestros espacios académicos para que permeen, poco a poco, nuestras vidas y contextos. En la actualidad, sabemos de la importancia de la lengua en la preservación de la identidad y como vehículo de resistencia. Hay que impulsar un país en el que la información se transmita en las lenguas de uso y comodidad para las comunidades, en el que los funcionarios las empleen en sus respectivas regiones, en que saludemos, por lo menos, a quien nos entenderá, como seña de amistad.


¡No esperen más! Si les llama la atención aprender un nuevo idioma, generar un cambio y apoyar este proyecto liderado por estudiantes, no duden en añadir este curso a su plan de estudios para el semestre 2021-20. Pueden buscarlo con el código 1891 en el espacio de búsqueda llamado «Número de curso» en Banner, ¡y agregarlo a su plan justo después de terminar de leer esta oración!


Por: Lena Paredes


1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo