• El Uniandino

¿Es Eternals realmente la peor película de Marvel?

Actualizado: 2 dic 2021

Al comienzo de esta entrada iba a escribir sobre Memoria, la película que ha obtenido el mayor logro del cine colombiano y que va a representar a Colombia en los Oscars 2022 y que está liderada por el director tailandés Apichatpong Weerasethakul; dos actores colombianos participantes en A mano limpia (Elkin Díaz) y Sin senos si hay paraíso (Juan Pablo Urrego); y la actriz escocesa Tilda Swinton. Una película que nos cuenta que Jessica (Tilda) ha empezado a escuchar un fuerte sonido que no la deja dormir y lo escucha varias veces al día. Un problema que sufrió el director en su país natal y que revivió acá en Colombia. Sin embargo, hace unos días se estrenó la nueva película de Marvel: Eternals, y tocaba verla en el estreno mundial por dos razones: 1) Es una nueva película del MCU. 2) Las malas críticas que ha recibido desde su premiere por parte de medios como el New York Post: “Recién salido de ganar el Oscar al Mejor Director por Nomadland, Chloé Zhao ha superado una de las peores películas del MCU en mucho tiempo”. ¿Cómo era esto posible?



Eternals es la película #26 del universo cinematográfico de Marvel. Esta cuenta la historia de los eternos, una raza de seres inmortales con poderes sobrehumanos que ha vivido en secreto en la Tierra durante miles de años, estos solo intervienen para exterminar a los desviantes –raza alienígena que se alimenta de humanos–. Esta película está dirigida y co-escrita por Chloe Zhao, directora de origen chino quien, en 2020, se convirtió en la segunda mujer en ganar el Oscar a “mejor director” con Nomadland. Ambos aspectos mencionados son claves para entender las intenciones detrás de Eternals, la cual se definiría como una mezcla entre el estilo de Zhao y el estilo de Marvel, tal vez mal logrado para algunos y muy satisfactorio para otros.


El principal problema observable en la crítica especializada frente esta película es que algunos esperaban ver algo más del estilo Marvel y otros esperaban ver algo más del estilo de Zhao, por lo que a ninguna de las partes le pareció gustar el resultado final. Esto se puede extrapolar al público en general, los más fieles a las películas de Marvel esperaron durante 2 horas y 37 minutos escenas de acción y tensión que hicieran dudar sobre si el protagonista iba a poder cumplir o no su objetivo; por otra parte, los amantes del estilo de la directora china esperaban una película íntima, con temas más cercanos a la realidad, escenas sin demasiados cortes, largas y con personajes muy bien desarrollados a la par que el ambiente donde se desenvuelven. Pues efectivamente, ninguna de las dos descripciones se cumplió a la totalidad, pero esto no significa que esta sea una mala película, hay que ver con mayor profundidad su trasfondo, si es que existe.


Empecemos por la postura Marvel. Bien se sabe que la formula Marvel es muy parecida en casi todas sus películas y se puede ver como la misma compañía se parodia a sí misma en la primera película de Deadpool, donde, de manera caricaturesca, salen frases en los créditos iniciales como “protagonizada por Idiota perfectamente lindo, acompañado de chica linda, adolescente molesto, un villano británico, un personaje de CGI, un cameo gratificante, chistes fuera de lugar y dirigida por una herramienta que se le pagó en exceso”. Aún así esta estrategia no hace que dichas películas sean menos que otras, ya que están hechas para entretener a la mayor parte del público y transportarlo a mundos distintos y efectivamente estas lo logran; lo que sí sucede es que existe un grupo de personas cansadas de ver siempre lo mismo y que anhelaban ver algo distinto; de aquí surgen algunas películas como Deadpool, Venom y Eternals


[Spoiler alert] El mayor problema de las dos primeras es que a la trama generalmente al final se le olvida que estos protagonistas son antihéroes y se vuelve en la típica pelea del bien contra el mal, haciéndonos empatizar claramente con el lado del bien. En este aspecto Eternals es ligeramente distinta y es que se nos plantea al principio que estos seres eternos son los que defienden a la Tierra de estos enemigos llamados desviantes; aunque, mientras avanza la trama nos enteramos de que, desde el punto de vista de los desviantes, los eternos han sido unos asesinos de su raza y sus motivos no son los presentados al principio, sino que dependen de la moral del espectador.


Por el lado de Zhao, ella ha dirigido tres películas además de Eternals y son Songs my brothers taught me, The rider y Nomadland estas tres películas se caracterizan por tener un estilo existencialista que retrata la fragilidad humana, la búsqueda y la validez de los sueños, sobre todo en condiciones de vida no favorables, tanto así que algunos medios de televisión la llamaron la profeta de los desheredados, por mostrar situaciones de la gente marginada del sistema social. Cabe mencionar que la anteriormente mencionada Songs my brothers taught me es sobre la realidad de una comunidad indígena marginada de los Estados Unidos y con la cual Zhao vivió un buen tiempo. Un aspecto visual que caracteriza la visión de Zhao es su amor por retratar las llanuras, las puestas de sol y la cultura vaquera. Veremos cómo todos estos aspectos se encuentran en este nuevo filme.


Los cambios realmente importantes que le otorga la dirección de Zhao a esta franquicia son varios como la fotografía, los temas hablados y los trasfondos manejados. La fotografía del MCU tiende a ser parecida en todas sus cintas y suelen ser primeros planos con el personaje en cuestión, con el fondo desenfocado quitándole belleza al plano obtenido, Zhao por el contrario juega con las siluetas y la luz natural. Se observa que usa la menor cantidad de luz artificial posible y que prefiere grabar escenas con lentes gran angulares con el fin de mostrar majestuosamente el lugar donde se desarrollan las acciones de estos héroes durante el tiempo necesario así logrando una de las mejores fotografías que se han visto en el MCU. Otro aspecto innovador donde es evidente la influencia de Zhao son los temas tratados como la colonización de las tierras –comprendiendo los puntos de vista tanto de los colonos como de los conquistados– y la bomba de Hiroshima –entendiéndola como un error muy grande para la humanidad–. También se ve la primera inclusión de personajes principales LGBTI, latinos o con discapacidades. Aspecto que se agradece ya que permite a las culturas en cuestión sentirse identificadas o al menos tenidas en cuenta.


Aparte de esto a Marvel y a Zhao les gusta hacer referencias a sucesos, poemas, pinturas, historias mitológicas y hasta a otras películas. Esta película lo hace evidente. Las referencias más apreciables de la película aparte de otros personajes de Marvel son la existencia de Batman y Superman en el universo donde se desarrolla la historia. Aunque estas no son todas, otras referencias menos explícitas hacen bello a este filme como los arcos de los mismos personajes; por ejemplo, se dice al principio de la película que Ikarus fue la inspiración para el mito griego de Ícaro y que esta historia había sido creada por Sprite, para el que no sepa el mito griego de Ícaro dice que este fue el hijo de un constructor llamado Dédalo, quien fue encerrado en el laberinto del minotauro con su hijo por haber dado instrucciones a Teseo de como matar al Minotauro. Dédalo le dio alas a su hijo y a él para poder salir del laberinto, pero el orgullo y prepotencia de Ícaro hizo que volara tan alto que se quemó las alas. Ikarus en la cinta después de observar lo que había causado y ver su deslealtad con Sersi y sus compañeros decide volar tan alto que muere a causa de volar cerca del sol. Un arco que resulta poético. Ikarus puede llegar a representar tanto a Ikarus como a Judas ya que al igual que con la historia este tenía un orgullo y prepotencia notable, pero también traicionó a su familia causando la muerte de uno de ellos lo que le genera tal arrepentimiento que se suicida, como lo hizo Judas según las escrituras bíblicas. Otro personaje con un arco realmente interesante es Thena quien se dice explícitamente que ella fue quien los griegos conocieron como Atenea la diosa de la guerra, pero hay un problema, la película nos pone en escena a una Thena incapaz de pelear ¿Cómo es Thena una diosa de la guerra si no puede combatir?, la película nos plantea su conflicto interno no a profundidad pero muy perceptible mostrando que ella es incapaz de hacer lo que antes hacia y esto genera otras posibles preguntas que no son respondidas pero que se dejan al punto de vista del observador ¿Un Dios también tiene problemas?, ¿Un Dios sufre por Amor?, recordemos que Thena es incapaz de defender a su amado (Gilgamesh) de un desviante por sus problemas internos y que sus últimas palabras son “Recuerda” que como se muestra en otros momentos se refiere a “Recuerda quién eres, eres Thena la Diosa de la guerra”, al final Thena puede vencer sus conflictos internos dando muerte al asesino de su amado y recordando quien era ella demostrándolo en el asesinato. Y aunque cada personaje tiene un trasfondo más pensado de lo que parece, daré un último ejemplo de la simbología que proponen los guionistas en la película y será con Druig, aquel personaje insoportable para algunos y amado por otros. Druig no representa a ningún Dios explícitamente, aunque por la escena donde él detiene una guerra entre colonos y nativos americanos y baja por una pirámide mexicana se puede interpretar que este es la personificación de Kukulcan o Quetzalcoatl. Existe la creencia que los pueblos originarios de donde ahora es México construyeron una pirámide donde en ciertas fechas se representa por medio de sombras el descenso que alguna vez observaron estos pueblos de la serpiente emplumada o Kukulcan, se dice que este Dios fundó su propia civilización después de su llegada. Estas creencias básicamente narran el arco de Druig en la película. Los guionistas no se si de manera intencional o no, nos proponen por el personaje de Druig el cuestionarnos los aspectos más consolidados de lo que se entiende como un Dios. Druig se cuestiona en la película: ¿Por qué si ellos son dioses que buscan ayudar a los humanos, no lo hacen?, ¿Son los Dioses lacayos de otros seres superiores?, ¿Dios se equivocó? Ninguna de estas preguntas se responde en la película, pero quedan a juicio del espectador y además resulta inevitable recordar sucesos reales como la frase de un judío “Si Dios existe tendrá que rogarme que lo perdone” o la corriente filosófica nihilista creada por Nietzsche que busca el sentido de la existencia humana al saber que Dios ha muerto o hasta las preguntas que las sociedades religiosas buscan responder como ¿Si Dios es benevolente por qué permite que pasen cosas malas?


En conclusión, al no encajar en el MCU o la trayectoria de Chloe la percepción de esta película fue realmente mala; pero se debe admitir que la dirección de Zhao le ha dado un aire fresco a la franquicia dándole trasfondos ambiguos, diálogos elaborados y buena fotografía, pero sin dejar a un lado la gracia, diversión y entretenimiento de Marvel.


 

Por: Juan Camilo León Junca