• El Uniandino

En medio de arte, performances y pedagogía, transcurrió el plantón por el medio ambiente en Bogotá

Un grupo de activistas mayoritariamente jóvenes decidió salir a la calle para manifestarse en contra del cambio climático, el fracking, el asesinato de líderes sociales, entre otros temas de la agenda por la protección del medio ambiente. A través del arte hicieron sentir su voz sobre lo que perciben que son problemas urgentes y desatendidos. El Uniandino le cuenta los detalles.



“El día de hoy venimos a protestar, pero también a hacer arte”, dice Juan Sierra, a través de un megáfono, miembro de Fridays For Future —un movimiento que busca generar conciencia sobre el cambio climático, y que fue fundado por la activista Greta Thunberg— y uno de los organizadores del plantón, que se enmarca dentro del Día Internacional contra el Cambio Climático. La jornada transcurrió en calma en medio de representaciones artísticas, arengas, música y performance. Estuvieron presentes alrededor de 70 personas entre los que se encontraban estudiantes, líderes locales, artistas y curiosos en su mayoría jóvenes. La Policía cerró el tramo de la carrera Séptima que comprende la calle 36 y la calle 39, a pesar de que los manifestantes sólo estaban bloqueando un espacio reducido de la Séptima en dirección Sur-Norte.


“Creemos que es necesario un cambio en las estructuras del país para así defender el ambiente, los territorios y las personas. Todo esto relacionado con el asesinato a líderes sociales, la contaminación y el aumento de las brechas de desigualdad social”, dice Isabel Arboleda, miembro de la organización ambiental Pacto X El Clima. A su lado se encuentra Elizabeth García, miembro del mismo grupo, y entre las dos están sosteniendo un cartel que dice “No al fracking en Colombia”. “El país tiene potencial para un modelo económico que no se base en el extractivismo. Apoyar y sustentar nuestra economía en un modelo que no respeta la vida y que sigue perpetuando el desplazamiento forzado no es coherente con los Acuerdos de Paz. Tiene que primar la vida. El fracking contamina todos nuestros ecosistemas, no solo a nivel continental sino también marítimo”, afirma con vehemencia García.


Mientras las personas se turnaban el megáfono para explicar y denunciar las causas que allí los convocaban, un grupo de chicos pintaba en el pavimento un planeta en llamas y con derrames de petróleo. En torno a la imagen de la Tierra, se lee un mensaje: “Actuemos ahora, cambiemos el sistema”. A nivel mundial, el motivo del plantón convocado por Fridays For Future se basaba en desenraizar el sistema. En Colombia, ese tema se concretó en tres puntos principales: prohibición del fracking, implementación de la Reforma Rural Integral y ratificación del Acuerdo de Escazú. En el siguiente enlace puede encontrar más información al respecto.



Una de las personas que utiliza el megáfono es José Cruz, líder social de la localidad de Usme, para denunciar la mala gestión y los efectos negativos que tiene el relleno sanitario Doña Juana. “Allá llegan 6.500 toneladas de basura diarias, no sólo de Bogotá, sino de otros 9 municipios aledaños. Queremos saber por qué esto no fue incluido en el POT de la alcaldesa Claudia López, cuando los habitantes del sector tenemos que soportar la presencia de roedores, moscas y olores putrefactos que no sólo afectan el medio ambiente sino también el estado de salud de las personas que vivimos cerca a ese lugar”, dice Cruz, quien también denunció haber sido amenazado por las Águilas Negras.


Durante el 2020 se redujeron en un 6% el número de residuos que llegan al relleno sanitario respecto al 2019, según cifras del Observatorio Ambiental de Bogotá. Pero esta reducción en realidad no es significativa, porque como bien señala la Secretaría Distrital de Ambiente, los residuos sólidos son la segunda fuente de mayor contaminación de la capital. De igual manera, una encuesta realizada en 2017 arrojó como resultado que más del 51% de la población aledaña al relleno se vio forzada a desplazarse debido a la contaminación, los malos olores y los derrumbes, y que un 71% ha presentado enfermedades como consecuencia del estado del relleno.


Catalina Reyes es también una de las personas que se encuentran en el plantón. Respecto a su presencia, afirma: “creo que actuar contra el cambio climático es urgente y no se puede postergar más”. Conny Rueth, miembro del colectivo artístico y la banda musical Connybri Cultural, dice: “yo soy artista, soy músico con propósito. Hoy quiero mostrarle a la comunidad que a través de la música podemos tener educación, cultura, patrimonio, conciencia y propósito con nuestra ciudad y frutos naturales”.



Sierra considera que la jornada fue fructífera para uno de los propósitos que se tenían con el plantón, que era continuar construyendo y consolidando un movimiento juvenil ambiental en Colombia. “A pesar de los grandes retos que tenemos siempre desde el activismo climático, creo que tuvimos una muy buena convocatoria. Hoy la idea era hacer actividades durante todo el día, en donde había pinturas, performance y un compartir de conocimientos. Estoy contento con la asistencia que tuvimos —la gran mayoría son jóvenes— y también con las actividades que hicimos”, dice.



Por: Stephanie Vargas Rojas

Fotografías: Valentina Prada