• El Uniandino

El concierto vivo y público en Los Andes

En los tiempos lejanos en los que no se insistía en usar tapabocas y mantener la distancia social, la oferta musical de la Universidad de los Andes se concentraba en auditorios y plazoletas internas y privadas. Ahora el Centro Cultural de la Universidad de los Andes decidió darle un toque nuevo: abierto y público, para que tanto transeúntes como universitarios disfruten frente al edificio Mario Laserna, en pleno centro de Bogotá.


Los miércoles y viernes son días de música. Esto no es reciente, ya que antes de la pandemia se llevaban a cabo cada martes eventos similares. En el ombligo de la semana, se afinan los instrumentos para el Segundo Ciclo de Música de Cámara y solistas, en el que la música clásica es la protagonista y se entonan las melodías de Bethooven, Bach y Verdi. El viernes los géneros musicales son variados y van desde el rap, con exponentes como Rap Bang Club, hasta lo tropical, con Zafarrancho.


Estas dos programaciones son gratuitas y de libre acceso durante el semestre 2022-1 y empiezan a la 1 p.m.


A esto se le llama el Carnaval de las Artes y la Cultura. Aquí se piensa en la “circulación de nuevos artistas”, tal como afirma Ximena Guerrero del Centro Cultural de la Universidad de los Andes. Esta área de la universidad, encabezada por Guerrero, ha sido promotora de estos eventos culturales desde sus inicios y ha recibido el apoyo logístico por parte del Campus. Por ejemplo, el 4 de febrero de este año se presentaron Son Rompe Pera, agrupación musical mexicana de cumbia con mezclas de punk y ska.


Para estas bandas estos espacios han sido muy importantes en el sentido de que ayudan a que “se hagan más conocidos estos géneros y cultura variada”, comparte José ‘Kilos’ Gama, percusionista de la banda. Él ha sido parte de la agrupación azteca durante los cinco años que han estado en la escena musical.


El Centro Cultural escogió las bandas que se presentarán a lo largo del semestre a través de Circulart, un mercado musical en el que se ofrece variedad de oferta musical colombiana.

Los estándares que tuvo en cuenta la universidad para elegir la oferta musical fueron: reconocimientos, aporte a la cultura musical y tiempo y experiencia en la industria de la música. En el caso de los Cumbia Stars, agrupación que se presentó el viernes 11 de febrero, su trayectoria es de más de 20 años, fueron nominados a un Grammy latino en la categoría mejor álbum de cumbia y realizaron una serie de videos para difundir la historia musical tropical del siglo XX en Colombia.


Elizabeth Hernández, estudiante de microbiología de Los Andes, considera que estos espacios son para compartirlos con los sectores que rodean la universidad ya que ello “permite una mayor interacción entre la comunidad uniandina y con el resto de las personas que viven cerca de la universidad o, incluso, de otras universidades que quieran acercarse a nosotros y a las instalaciones”.


Aunque con una franja gruesa de amarillo con negro se divide el espacio de la universidad y el de la calle, la música trasciende estas divisiones. Adriana Monroy, gestora cultural de la DECA, tuvo esa aspiración desde el inicio: "nos pareció una buena gestión tener un espacio abierto, donde la gente estuviera afuera de la universidad y pudiera participar de los eventos".


En el evento del pasado 4 de febrero hubo, aproximadamente, unas 50 personas escuchando detrás de esa línea. Cristina y Caroline Schmidt, turistas alemanas, bailaron y se unieron al evento. Según cuenta Cristina sobre su experiencia, el valor de este evento está en la socialización de nuevas propuestas musicales: “nosotras no sabemos de cumbia, incluso cuando ya hemos ido a bares y sitios similares. Creemos que espacios así generan curiosidad”.


Monroy, gestora cultural de la DECA, menciona que esta labor de llevar la música a los transeúntes del centro hace parte de una apuesta que busca revitalizar la zona: “hacemos parte de esta reactivación tanto económica como cultural que está viviendo la ciudad. Queremos ser parte de eso y no podemos seguir parados”.


A pesar de la buena acogida que han tenido los conciertos, algunos estudiantes han expresado su preocupación sobre las condiciones de inseguridad y contaminación auditiva. “En últimas es el espacio público contra el campus de los Andes, que es grande. Entiendo que lo hayan hecho por la pandemia, pero de pronto hay que ponderar los derechos de otras personas que también conviven acá” dijo Diego Duarte, estudiante de maestría en economía.


Con todo, los conciertos se mantendrán. Cada concierto se anuncia en la cuenta de Instagram del Centro Cultural de los Andes (@centroculturaluniandes) y en su página web https://decanaturadeestudiantes.uniandes.edu.co/cultura.



 

Por: Lina María González